Consulte las siguientes recomendaciones del Departamento de Salud Pública de MA y al Capítulo MA de la Academia Estadounidense de Pediatría sobre la escasez actual de Medicamentos pediátricos para reducir la fiebre.

Estimados padres y cuidadores:

Le escribimos con recomendaciones sobre la escasez actual de medicamentos para el dolor y la fiebre para bebés y niños en tiendas y farmacias a nivel nacional y en Massachusetts. Esta escasez incluye preparaciones líquidas comunes de paracetamol, ibuprofeno y otros medicamentos para el resfriado y la gripe que pueden reducir la fiebre.

Durante este tiempo en el que vemos un aumento de casos de gripe y otros virus respiratorios, es posible que no pueda encontrar estos medicamentos en los estantes de las farmacias. Si bien esto puede ser angustiante, es importante recordar que los medicamentos para reducir la fiebre no curan ni acortan la duración de la enfermedad. Si bien la fiebre puede ser incómoda, la fiebre es una señal de que el cuerpo de su hijo está luchando contra una infección. Las fiebres bajas a moderadas no requieren medicamentos para reducir la fiebre y los niños pueden tolerar bien las fiebres tan bajas.

Hay varios pasos que puede seguir para ayudar a consolar a su hijo si tiene fiebre y no puede encontrar medicamentos para reducir la fiebre, que incluyen:

  • Anime a su hijo a beber muchos líquidos, incluyendo agua y líquidos que contengan electrolitos para niños. Mantenerse bien hidratado es importante para ayudar a su hijo a sentirse mejor y combatir la infección.
  • Mantenga su habitación cómodamente fresca.
  • Vístalos con ropa ligera.

Es importante recordar que la fiebre en los niños nunca debe tratarse con aspirina o alcohol, ya que ambos pueden causar una enfermedad grave.

Durante esta escasez actual de medicamentos para reducir la fiebre, se recomienda que compre solo la cantidad que necesita para su hijo, para evitar que empeore la escasez y garantizar el suministro disponible para otros. Ten en cuenta que: Si no ve productos para reducir la fiebre en el estante de la tienda, pregunte al personal de la farmacia, ya que pueden estar almacenando su suministro limitado detrás del mostrador. Además, esta escasez en el suministro se aplica tanto a las existencias de medicamentos de venta libre como recetados en las farmacias, por lo tanto, pedir una receta a su médico de atención primaria puede no resultar en que esos medicamentos estén disponibles para recogerlos en una farmacia.

Si tiene preguntas sobre los medicamentos que tiene en casa o que ha comprado, consulte con su proveedor de atención médica o farmacéutico.

Se puede encontrar orientación adicional en el sitio web de MCAAP.

Dr. Estevan García, Director Médico, Departamento de Salud Pública de Massachusetts

Dra. Mary Beth Miotto, Presidenta, Capítulo MA de la Academia Estadounidense de Pediatría

Fiebre Escasez de medicamentos 12.29.22